sábado, 10 de enero de 2009

SUEÑOS DE SEGUNDA

Mientras a nuestro alrededor la gente corre azorada a consumir las rebajas y a descambiar el decimocuarto suéter hortera que le ha regalado la suegra, en la franja de Gaza se vive (o muere) hoy, el decimoquinto día de ocupación de las Fuerzas de Defensa Israelí (IDF).

Entre tanto ya nadie se acuerda de Kivu, ni del coltan, ni de que los días 25 y 26 de Diciembre el Ejército de Resistencia del Señor (RLA) atacó Faradje provocando la muerte de 70 personas y 37.000 desplazados. Ni de que el último ataque tuvo lugar el lunes en la villa oriental de Napopo. Dos días antes, los rebeldes atacaron la villa de Nagero, pero ya estábamos enfrascados en otra guerra. Tutsis, ruandeses y Mobutu nos suenan a Best séller de John Le Carrè, a película taquillera de Leonardo Di Caprio, a Memorias de África. Todos sabemos que siempre ha habido guerras de primera y guerras de segunda; al igual que hay muertos de primera y muertos de segunda.

Es así, hay muertos de primera como los israelíes que valen 100 muertos palestinos (hasta el momento 500 palestinos muertos frente a 5 israelíes) y muertos de segunda que son daños colaterales en la lucha antiterrorista (los canallas se esconden entre la población civil, qué vamos a hacerle chico). Si eres judío o católico enhorabuena eres ciudadano del mundo de primera categoría y muerto honorífico, porque claro, perteneces a un pueblo evolucionado, próspero, civilizado. Ahora si eres musulmán la jodiste, por bárbaro, por ignorante, por haberte quedado en la época medieval. No tienes derecho a formar parte del mundo, ni a estar en tu casa (porque no eres digno de ella), ni a luchar por ella (porque entonces eres un terrorista), ni de defenderte (porque entonces te sentencian como un radical). Si quieres vivir tienes que entrar en la razón del primer mundo y ceder tus tierras a los hombres de primera. Luego ya se verá, te vas o te mueres, total tu cielo va a ser un cielo de segunda, igual ni existe, ni ocupa espacio, mejor estás allí.

Pero esta no es sin duda la peor categoría, hay una más de la que ya nadie se acuerda, ya no sale ni siquiera en las noticias breves de nuestra querida prensa internacional. Son las guerras y muertes de aquellos que además de musulmanes son africanos, negro y musulmán ya no te salva ni Otelo. Quien se acuerda en estos días de la Batalla de Mogadiscio, quien ha leído algo sobre Hassan Mayow Hassan, periodista somalí asesinado el 1 de enero cuando hacía un reportaje sobre combates que se libraban en la región de Baja Shabelle.

Yo de tanto recordar ya me he olvidado hasta de quien soy. Voy a contar ovejas de primera a ver si me ayudan a conciliar el sueño, aunque sea uno de segunda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada